Más de 200 cortometrajes se han presentado al premio de mejor corto producido y realizado en confinamiento, una categoría que FILMETS ha estrenado este año

21/10/2020

Después de la elección realizada por el Jurado de Selección, los cortos escogidos por su calidad se presentan en dos sesiones de la Sección Oficial del festival

Tanto estas películas que forman parte de las sesiones 10 y 11 del festival, así como el resto de cortos en competición de FILMETS, se podrán ver en www.festivalfilmets.cat

LOUIS IN QUARANTINE filmetsLouis in Quarantine, de Louis Schwizgebel

A raíz de la pandemia generada por la COVID-19, el 14 de marzo de este año se decretó el estado de Alarma y el confinamiento obligatorio en todo el Estado español. Lo mismo ocurrió en varios países de todo el mundo. Por este motivo, FILMETS Badalona Film Festival decidió crear para la edición de este año, un premio especial para el mejor corto producido y realizado en confinamiento.

La convocatoria fue un éxito, y se recibieron más de 200 cortometrajes, de los cuales ha salido un conjunto con calidad suficiente para ser digno de entrar en la Sección Oficial y que configura dos sesiones de la programación del festival. Estos cortos se encuentran en las sesiones 10 y 11 del festival y se pueden ver en www.festivalfilmets.cat.

Los requisitos para realizar estos cortos eran muy concretos

Tal como se especificaba en una adenda que se añadió a las bases del festival, “la producción deberá haberse realizado con los recursos técnicos y creativos disponibles en el domicilio en el que se estuviera durante el período de cuarentena. No se podrán rodar escenas fuera de este espacio y las personas que aparezcan en la película, si es que las hay, deberán ser las que convivan en la misma vivienda durante este tiempo“.

Muchos cortos procedentes de América Latina

Para este premio se ha registrado una apreciable participación de cortos de procedencia latinoamericana. De hecho, teniendo en cuenta los escasos recursos a nivel de medios de producción, cabe destacar dos películas argentinas. Por un lado, Consume, con una escenografía impresionante donde aparecen todo tipo de utensilios, trastos y vestuarios propios de un futuro apocalíptico, y que nos hace pensar que sus autores pertenecen a una compañía de teatro callejero que pasaron el confinamiento juntos en el taller donde creaban sus obras.

En el otro extremo, se situaría el corto Todo circunstancialmente deja de funcionar, que es un plano fijo de tres jóvenes sentados en un sofá y dejando pasar el tiempo sin hacer absolutamente nada.

En medio de estos dos cortometrajes hay toda una rica gama de variantes, muchas de pura crónica doméstica, pero también otras en clave de ficción, generalmente paródica, como la corrosiva Quarantine time, del gallego Fran Estévez, que dispara, literalmente, a todo lo que se mueve fuera de su habitación.

También cabe mencionar la película boliviana Reprendre les rues, un testimonio minimalista de un sintecho confinado en la intemperie, que duerme y se despierta sobre el asfalto. Y cabe destacar el corto de un minuto Louis in quarantine, de Louis Schwizgebel, que interpreta el preludio en Do menor de Bach BWV 847 boca abajo mientras hace ejercicio físico durante la cuarentena en Londres.

CORONFINATS filmets#Coronfinats, de Roc Esquius

 
 
 

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per a millorar els nostres serveis i mostrar-li publicitat relacionada amb les seves preferències mitjançant l’anàlisi dels seus hàbits de navegació. Si clicar "aceptar", considerem que n’accepta el seu ús. Pot obtenir més informació a la nostra política de cookies.

ACCEPTAR
Aviso de cookies